INDEPENDENTISMO ARAGONÉS

El independentismo aragonés es una corriente del aragonesismo político que tiene por objetivo la construcción de la República Aragonesa, defiende además que Aragón es un sujeto político con suficiente historia, cultura e identidad propia como para ser reconocido como nación, del mismo modo que considera que deben ser las y los aragoneses quienes gestionen los recursos propios de su tierra.

La Rebelión Aragonesa de 1591

La Rebelión Aragonesa de 1591 es considerada como un hecho fundamental en la historia de Aragón. Ha sido en ocasiones definida como la primera revuelta independentista europea.

Durante el siglo XVI, las tensiones con la monarquía española y los abusos de poder de los nobles produjeron en Aragón una serie de revueltas campesinas que pretendían acabar con las viejas opresiones. Estas tensiones eran tan fuertes que Felipe II llegó a enviar a sus tropas a controlar las comunidades de Teruel y Albarracín, argumentando que estas no eran aragonesas. Ante esta situación, la población, que se reivindicaba como aragonesa, permaneció hasta 50 años en rebelión contra la monarquía española. Esto produjo que en 1572, el ejército español invadiese Teruel, destruyendo parte de la ciudad y asesinando a gran parte de la población, del mismo modo, en 1585, invade Albarracín. Esto, unido a la utilización de la Inquisición como policía política en contra de los fueros aragoneses no sentó nada bien entre la población aragonesa que, el 24 de mayo de 1591, se amotinó frente a la Aljafería, que funcionaba como prisión de la Inquisición, liberando a Antonio Pérez, quien se había refugiado en nuestro País en contra de la voluntad de Felipe II. La revuelta se hizo fuerte en Zaragoza y el 20 de diciembre de 1591 es invadida de forma sangrienta por el ejército español, decapitando a los líderes de la Rebelión, entre los que se encontraba Juan de Lanuza, Justicia Mayor de Aragón. Las cabezas de los líderes de la revuelta fueron clavadas en picas y expuestas en las murallas y puertas de la ciudad, para recordar al pueblo aragonés lo que ocurre cuando se rebela contra España.

Orígenes

El independentismo en Aragón tiene su origen en las formulaciones nacionalistas que la Unión Aragonesista y la Juventud Aragonesista comenzaron a realizar a partir de 1917 en Barcelona, especialmente a través de la revista El Ebro y cuyo principal exponente fue Gaspar Torrente, quien se convirtió en el líder del movimiento aragonesista del momento y que sentó las bases teóricas del aragonesismo. Sería él mismo quien fundaría años más tarde Estado Aragónes. Sus actividades independentistas y antifranquistas le convirtieron en varias ocasiones en preso político.

El 6 de octubre de 1936 nació el Consello d’Aragón, una experiencia revolucionaria que bajo las ideas del comunismo libertario supuso el último gobierno independiente de Aragón, es por ello que suele reivindicarse dicha experiencia como la I República Aragonesa. La independencia con la que el Consello había gestionado el País siempre irritó tanto a las tropas franquistas como a las republicanas (españolas), por ello, el 4 de agosto de 1937 el ejército español invadió Aragón, disolviendo el Consello el día 10 de ese mismo mes y deteniendo a más de 700 revolucionari@s, muchos de los cuales fueron ejecutados.

 

Purna Aragón