El incendio en las Cinco Villas tiene responsables políticos #IFLuna

5 July, 2015

Los incendios forestales se apagan en invierno. Mala prevención y pocos medios para extinción causan el drama.

 

Vecinos afectados y trabajadores se encuentran muy molestos por la gestión que ha venido realizándose los últimos meses sobre prevención y medios para luchar contra los incendios forestales. Los trabajadores responsables de la extinción de incendios han denunciado la pasividad y la desidia de los responsables políticos, que en los últimos meses y en temporadas pasadas han desoído persistentemente los criterios técnicos y las demandas de los especialistas en materia de prevención y extinción. Ni el Ministerio de Medio Ambiente ni el ejecutivo aragonés parecen haber llevado a cabo una buena gestión en esta materia.

Pocos medios, responsabilidad política 

A mediados de junio los bomberos forestales de las BRIF denunciaban que comenzaba la campaña de extinción sin los medios materiales adecuados para realizarlos. Denunciaron que los helicópteros no se encontraban en las bases cuando comenzó la campaña, haciendo imposible cualquier operativo o desplazamiento a un eventual incendio.

Los recortes presupuestarios han puesto a los trabajadores en una situación límite, abocándoles a una situación de precariedad laboral. El Gobierno de Aragón y el central no se toman en serio ni la prevención ni la extinción de catástrofes como la de Sierra de Luna. Si bien este incendio hubiera sido difícilmente evitable, con los medios adecuados y una suficiente prevención la magnitud de esta catástrofe sería mucho menor. No se trata de evitar lo inevitable sino de atajar y anticiparse para reducir los daños y eso este gobierno no parece entenderlo.

El ejecutivo aragonés saliente, como el Ministerio de Medio Ambiente, ha tenido cuatro años de legislatura en los que podría haber puesto en marcha planes de prevención adecuados y haber dotado de medios y recursos a los bomberos para evitar esta catástrofe. Como dicen los trabajadores, los incendios se apagan en invierno y una buena gestión de los medios forestales es fundamental para llevarlo a cabo, pero para eso hacen falta recursos económicos y una buena planificación. Lejos de eso, el ejecutivo de Rudi estos últimos años solo ha hecho que recortar y desoír las necesidades técnicas de los trabajadores y de los que saben de esto.

Por otra parte, la ayuda y los medios de otras comunidades ha tardado más de doce horas en llegar, un tiempo crucial que ha sido determinante en la dimensión que está adquiriendo el incendio. Si los operativos y brigadas aragonesas fueran más numerosas y contaran con mejores medios y recursos la situación hubiera podido paliarse mucho mejor.

Precariedad laboral

En Aragón, los trabajadores de SARGA -Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental- han denunciado en una nota la tremenda precariedad laboral que sufre su sector. Si ya las BRIF habían anunciado huelgas para mediados de julio por estas razones, ahora los trabajadores de SARGA, tras sufrir en sus carnes la falta de recursos en el incendio de Cinco Villas, han anunciado la huelga indefinida en agosto.

Denuncian que la falta de medios y la mala gestión acaba repercutiendo en la precariedad y la peligrosidad de su labor. Los trabajadores de SARGA exigen un convenio digno que reconozca su categoría profesional como bombero forestal. Denuncian que en el caso del incendio de Cinco Villas han pasado más de siete horas trabajando sin apenas medios bajo una intensa ola de calor y, en algunos casos, llevando veinticuatro horas sin dormir. Unas condiciones que se alejan mucho de lo que debe ser una buena gestión forestal y que se podría solucionar con más recursos.

Denuncian también que se vulnera el derecho de igualdad de género discriminando a las trabajadoras y “al no tener un plan de igualdad y de que los bomberos forestales están contratados en condiciones de precariedad, sin cotizar al 100%, con pocos meses de contratación”.

Que asuman su responsabilidad

Que no nos engañen. No se puede evitar que en verano se declaren incendios, pero una buena gestión antes y durante la catástrofe puede evitar los grandes males que sufrimos y que venimos sufriendo los últimos años. Ahora es Sierra de Luna en Cinco Villas, pero antes fue Castanesa o el Maestrazgo, solo por poner algunos ejemplos. Es hora de exigir a los políticos, estén o no ya en el gobierno, responsabilidades por sus actuaciones y sus recortes.

Comments are closed.

Purna Aragón