SOCIALISMO ARAGONÉS – Entrevista: un Cipotegato militante

29 May, 2015

Gorka Dallo es un militante estudiantil zaragozano, organizado en el colectivo libertario FEL y que trabaja activamente en el día a día del movimiento estudiantil y en todas las movilizaciones que se llevan a cabo. Hasta ahí todo normal. Sin embargo a nadie se le escapa dentro del movimiento -no sin cierto humor- que Gorka es, aunque sea de manera efímera, la figura más ilustre de su pueblo, Tarazona. Gorka ha sido cipotegato en 2014, algo que lleva con gran orgullo y no pierde oportunidad de recordar en cualquier situación. Más allá de eso nos ha interesado cómo se vive más profundamente una tradición como esa. Nos interesa saber cómo vive la experiencia de ser cipotegato un militante anarquista en Zaragoza, si cabe sacar algún análisis de algo como eso: qué es lo que se aprende, qué vinculaciones se generan… Gorka ha aceptado gustoso conceder esta entrevista así que a ver qué puede decirnos.

¿Cómo te sentiste cuando supiste que ibas a ser cipotegato y cómo lo viviste?
Cuando en el sorteo del Cipotegato salió la papeleta con mi número mi primera reacción fue quedarme en blanco y no creérmelo, era la primera vez que me presentaba y viendo la gente que había las posibilidades de que me tocara eran pocas. Cuando ya lo asimilas es cuando te das cuenta de que se va a cumplir un sueño y es cuando te empiezas a poner nervioso. Pero sobre todo creo que los sentimientos que mejor definen lo que significa esto para alguien de Tarazona es emoción y orgullo. Y no sólo yo como Cipotegato sino también para la familia y los amigos.

Esta tradición no solo es una marca incuestionable de Tarazona, también es una seña de identidad de todo Aragón, de cómo se viven aquí las fiestas y tradiciones populares ¿De dónde viene el cipotegato?
Hay varias leyendas sobre la tradición (tiene más de 300 años) pero en realidad se trata de un personaje que salía en procesiones religiosas disfrazado de arlequín, el cual encorría a niños con una vejiga de animal atada a un palo, de ahí el nombre “cipotegato”. Éstos le tiraban tomates a modo de diversión. La fiesta cambió considerablemente cuando hace aproximadamente unos 30 años el pueblo empezó a participar en la fiesta tanto pretendiendo ser el famoso personaje como participando activamente lanzando tomates. Poco a poco la religiosidad de la tradición se fue perdiendo a medida que aumentaba la implicación de la gente y especialmente de los jóvenes en la fiesta, hasta tal punto que hoy por hoy el Cipotegato no tiene ninguna connotación religiosa.

Pero tú además eres un activista ¿Crees que ha habido muchos cipotegatos militantes? ¿Se vive diferente por tener una conciencia social y política, y estando organizado?
De los cipotegatos que conozco creo que ninguno es activista o participa en movimientos sociales pero también es cierto que no conozco a todos. De todas maneras me parece que es algo anecdótico porque cuando te pones el traje dejas de ser “fulanito”o “menganito”, eres el Cipotegato y representas a todos los turiasonenses. Sí que es cierto que los amigos que saben de mi activismo político bromeaban conmigo diciendo que sería un buen momento para hacer alguna reivindicación o sacar a relucir alguna bandera pero no pasaban de ser bromas.

Como militante y cipotegato ¿Crees que en Aragón se hace suficiente por cuidar este tipo de patrimonio cultural?
Sinceramente no. Me alegro de que esta tradición se conserve en Tarazona pero en la comarca y alrededores había muchos pueblos con este personaje pero se ha ido perdiendo quedando ahora unos pocos, aunque el más conocido es el de Tarazona. Creo que es evidente que se intenta potenciar ciertas tradiciones pero sólo de cara a la vitrina, como una forma de vender que Aragón es diversidad cuando en realidad todas las políticas que se hacen van en detrimento de los pueblos y sus tradiciones y cultura.

Nos han dicho que eres medionavarro, por no decir navarro entero ¿Ser cipotegato te ha hecho sentirte más vinculado con esta tierra? ¿Te sientes ahora más aragonés o has tomado mayor conciencia de lo que es la identidad y la cultura aragonesa?
Dejémoslo en medio navarro. La verdad es que se hace raro para mucha gente asumir que se pueda ser navarro y turiasonense a la vez pero yo no he elegido con qué lugares me siento más vinculado, es algo con lo que he crecido desde niño. Aún con todo tengo claro que mi tierra y con la que más me identifico es Tarazona y el Moncayo y aunque tenga cariño a Aragón por ser el país donde está enmarcada ésta, no es mi referente emocional.

Y conociendo la realidad política y cultural vasco-navarra ¿No crees que esas identidades marcádamente localistas -como la que te lleva a sentirte únicamente moncaino- son las que están a la base de la debilidad política del pueblo aragonés? ¿No crees que es un logro del españolismo que nos sintamos únicamente de nuestro pueblo o comarca y nos olvidemos del colectivo histórico del que venimos?
No creo que las identidades localistas sean un elemento de debilidad política en sí mismas sino más bien la despolitización que desde el poder se le da a estas identidades, identificándolas exclusivamente con ciertas tradiciones, festejos u otros elementos donde casualmente tanto la iglesia como el poder tienen prácticamente el monopolio. Creo que el camino es identificar estos localismo como fuente de autogestión política y cultural donde la libre participación del pueblo y la unión con otros forme construcciones políticas más fuertes.

Pero tú militas en Zaragoza. Desde esa perspectiva ¿Cómo ves los movimientos sociales y la actividad política en Tarazona?
Dado que vivo en Zaragoza no participo en movimientos sociales en Tarazona pero desde la lejanía es cierto que hoy por hoy hay poco movimiento en la zona. Sí que es cierto que han aparecido nuevos partidos políticos como Podemos o Ciudadanos pero estas elecciones veremos si tienen acogida en un pueblo que yo tildaría de tradicional.

Ahora tu “reinado” acaba ¿Qué consejo le darías al nuevo Cipotegato?
Que trabaje tanto el cuerpo como la mente pero sobre todo que disfrute estos meses, porque son meses de nervios pero sin duda unos meses inolvidables.

 

 

Comments are closed.

Purna Aragón